Bienvenidos al Sitio oficial de REALIZANDO METAS

Discurso Ricardo Martinelli
Presidente
Realizando Metas
Estimados amigos y amigas:

Hoy renace la esperanza. Para mi es un día especial, principalmente porque nunca pensé que después de salir de la Presidencia en 2014 la vida me llevaría por caminos tan difíciles y sinuosos.
Sin embargo, no me arrepiento ni un segundo de mi esfuerzo y trabajo para darle una mejor calidad de vida a los panameños durante mi gestión como Presidente de la República. Lo volvería a hacer, una y otra vez, aunque las consecuencias fuesen las mismas que me tocó vivir a mi y a mi familia: persecución política, calumnia, injusticia y cárcel.
A pesar de todo esto, a pesar de los cientos de días oscuros, no guardo en mi interior rencor alguno. Para poder avanzar, hay que saber perdonar.
Para mi, la palabra venganza ya no existe.
Hoy damos inicio formalmente a un nuevo partido político Realizando Metas (RM) con la mirada puesta en las elecciones del 2024 y en el bienestar de nuestra gente.
Voy a volver a ser el Presidente de la prosperidad, del trabajo, de la economía pujante y de las obras públicas con fuerte impacto social.
Voy a volver a ponerle dinero en el bolsillo a los panameños. Quiero que a mi pueblo le sobre el billete, que tengan trabajo digno y que haya paz y progreso para mi país.
Yo sé hacerlo, lo hice una vez y lo haré mil veces.
Pero el camino que hoy iniciamos con Realizando Metas (RM) no estará exento de problemas, ustedes saben que la persecución aun no termina y todavía hay fuerzas políticas que no quieren que vuelva al Palacio de las Garzas, pero a ellos les advierto algo: me van a tener que matar, yo si estoy dispuesto a dar la vida por el progreso de mi pueblo.
Hagan lo que hagan, la llama no se apaga.
Yo voy a correr y voy a ganar las elecciones del 2024 para mejorar lo que se hizo bien, y corregir lo que se hizo mal. Esta vez, no repetiremos los errores del pasado.
Esta nueva historia que empezamos a escribir hoy no será una historia sólo de Ricardo Martinelli, será una historia de un pueblo que se levanta de sus cenizas, que vuelve a creer, que vuelve a reír, que vuelve a ser feliz.
Realizando Metas nace, como les decía, como el partido político de la esperanza.
Me vi en la necesidad de construir este partido porque el anterior nos fue robado con dinero de la Asamblea Nacional y del Estado. Todo, con el visto bueno del peor presidente que tuvo este país, Juan Carlos Varela.
Quienes hoy manejan Cambio Democrático saben que no les pertenece, y las bases del partido reconocen quien es su verdadero líder y a quien su corazón seguirá camino al 2024.
Como les dije, no guardo rencor, y en política nunca hay que descartar una alianza futura con ninguna fuerza política y menos con quienes fueron en su momento parte de mi corazón y de mi equipo de trabajo. La vida y la política dan muchas vueltas, y aquí no hay puertas cerradas para nadie. A las bases las invito a acompañarme en esta nueva etapa.
Realizando Metas (RM) será un partido que sume voluntades, nunca que reste. Panamá necesita un Gobierno de unidad nacional. Donde se deje el odio de lado y se deje de usar la Justicia para persecución política.
La Justicia tiene que ser independiente, no puede venderse al gobernante de turno. Sin jueces imparciales no hay seguridad jurídica ni inversión, y hoy vemos como hay algunos jueces o magistrados que se sientan sobre expedientes durante años, que cambian de parecer según el viento político y cuyo norte es principalmente político, y no legal. Ellos aquí no tienen cabida.
Pero cuidado, que del otro lado también hay que controlar: empresarios y funcionario político que presione a un juez o magistrado debe ser castigado. Y juez o magistrado que no lo denuncie debe ser destituido. La convivencia a espaldas del pueblo entre la política y la Justicia se debe acabar.
La Justicia independiente necesita del apoyo de fuerzas de seguridad íntegras, honestas y profesionales. Que persigan el delito y respeten a los ciudadanos.
En los últimos años, este país se convirtió en un corredor de la droga gracias a Juan Carlos Varela que eliminó los radares, los rayos X de los puertos y los escáner de las fronteras. Todo esto se volverá ha instalar, en 2024 combatiremos al narcotráfico que afecta a nuestros hijos, y desangra a nuestros barrios. Se acabó la complicidad con el narco.
Necesitamos más seguridad, y paz social. Por eso, y como ocurrió en mi Presidencia estaré trabajando desde las 6 de la mañana hasta entrada la noche sin descanso, porque trabajar para el pueblo requiere un esfuerzo grande. Ustedes, mis compatriotas, merecen un Presidente 24/7, y no lo que hemos tenido hasta ahora.
Vivimos tiempos extraordinarios. La pandemia por el Covid-19 ha traído dolor y desesperanza. Mi corazón esta con las casi 6000 familias que perdieron a un ser querido en esta pandemia. Pero no nos vamos a dejar derrotar por este virus, Panamá saldrá victorioso. Y celebro todo lo bueno que hizo el gobierno de Nito Cortizo durante esta crisis de salud, principalmente con la organización y la llegada de las vacunas.
Lamento, por supuesto, que por venganza política no se haya terminado la Ciudad Hospitalaria y los MINSA Capsi. Mucho dolor y muerte nos habríamos ahorrado.
Gracias a la ciencia y a la vacuna venceremos al Covid-19, pero lo que vendrá será un desafió de proporciones inimaginables: recuperar la economía y el trabajo de nuestra gente.
En 2014 entregamos un país con pleno empleo, y en 2029 volveremos a hacerlo. Todo panameño que quiera trabajar podrá hacerlo y llevará los tres golpes a la mesa de su familia todos los días. Les doy mi palabra de honor que esto se hará realidad.
Yo sé como darle trabajo a la gente. Reactivaremos la economía, pondremos dinero en el bolsillo de los panameños y volverán las mega obras: hoy aquí me comprometo a llevar el Metro hasta Capira y avanzar con más líneas de Metro en la ciudad capital. También reforzaremos el Hub de las Américas para que lleguen más turistas y visiten el hermoso país que tenemos: desde Bocas del Toro hasta Darién, promoviendo así el turismo interno.
Además de más dinero en el bolsillo de los panameños, atacaremos otros problemas que ningún político o partido quiso resolver: bajaremos el precio de las medicinas, reduciremos la burocracia para que las empresas puedan generar más empleo e inversión, acabaremos con la permisologia que desalienta a las PYMES y convertiremos a Panamá en un centro energético, financiero y logístico.
Seremos la puerta de entrada de las inversiones norteamericanas, europeas y asiáticas a América Latina. Por eso tenemos que ser un país de puertas abiertas, y no caer en la xenofobia sin sentido.
El sistema bancario debe acompañar el crecimiento económico, no puede ser que hoy abrir una cuenta bancaria o sacar un crédito sea más difícil que encontrar la cura de una enfermedad. Nos fuimos de lo sublime a lo ridículo.
Antes éramos un centro bancario internacional y reconocido, ahora somos un centro burocrático. Vamos a reformar ley bancaria, para que todos los panameños pueden acceder a créditos que los ayuden a progresar.
Otro tema que me preocupa, y el cual conozco ha profundidad es la crisis de la CSS. Esto se arregla con crecimiento económico, lo que permitirá mitigar las reformas que hay que hacer.
Yo siempre estaré dispuesto a colaborar, a sumar, sin importar el partido que este en el poder. Se que mi ofrecimiento de ayuda caerá en saco roto porque cuando uno esta en el Gobierno cree que lo sabe todo. Pero no es así, eso se acaba. Escuchen, convoquen a los que no están de acuerdo con ustedes. Construyan unidad.
Nada es eterno, lo único eterno son los aduladores que después desaparecen cuando sales del puesto. Ningún gobierno repite inmediatamente. Hay que gobernar para cuando uno sale del poder.
Voy a volver a poner a este país de pie, y esto sólo lo puede hacer quien ya lo ha hecho. No es tiempo de políticos improvisados, que nunca ha creado una plaza de trabajo. Esos mismo políticos son los que no quieren que la gente elija libremente a su candidato. Los políticos de siempre me tienen miedo porque saben que el pueblo me llevará de vuelta al Palacio de las Garzas.
Tanto miedo me tienen que voy a ser el primer ciudadano de Panamá en ser juzgados dos veces por el mismo delito fabricado, con el agravante que no me imputaron, ni me notificaron y para colmo me inventaron cargos, además de violarme el Principio de Especialidad.
Me toco pelear una pelea desigual, con una Justicia inventada solo para la familia Martinelli. Mis enemigos políticos pensaron que me iba a quebrar; pero las noches solitarias en una prisión reforzaron mi temple y me hicieron un mejor hombre. Un hombre nuevo, un hombre que no se raja.
Me tienen miedo, o mejor dicho, le tiene miedo al pueblo.
Si tienen miedo, cómprense un perro.
Los políticos tradicionales y tres “rabi clean” y aspirantes a “rabi blanco” quieren decidir sobre 4 millones y medio de panameños. Para ellos un mensaje: dejen que la gente decida, dejen actuar a la Democracia.
La economía de Panamá no se arregla con leyes, se arregla con condiciones adecuadas para inversión nacional y extranjera. En materia de política exterior, volveremos a trabajar con nuestros más cercanos y viejos aliados, Muchos de los cambios que se hicieron en política exterior se cambiarán, decisiones diplomáticas erróneas, las devolveremos a su estado original.
Vamos a trabajar por Panamá; todos los que estamos en este nuevo partido Realizando Metas (RM) tenemos la misma misión: devolverle al panameño su bienestar y que todos tengan más chen chen en el bolsillo.
Agradezco de corazón a cada uno de ustedes hoy presentes porque con su esfuerzo y el cariño de la gente rompimos todos los records: en poco tiempo inscribimos el partido, que hoy nace formalmente gracias al esfuerzo de todos.
Todo el dinero que tengo me la gane con mi esfuerzo y esta invertido en Panamá, a pesar de que mi principal opositor político me tiró todo el Ministerio Público encima. Fui, soy y seré inocente.
En la vida cuando te pegan y te sientes abatido piensa en que siempre tienes que pelear un round más. Y teniendo en mente siempre el principio que la nobleza obliga. Yo estoy dispuesto a pelear hasta el final, todos los rounds que sean necesarios.

La política me hizo conocer lo peor de las personas, pero también lo mejor de la gente. Yo apuesto a lo bueno, a la esperanza, a los panameños de corazón noble.
No me dejen solo, no les voy a fallar, acompáñenme. La esperanza vuelve.
Dios los bendiga, Dios bendiga a Panamá.
Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top